domingo, 3 de febrero de 2008

Claroscuro


Oleo s/bastidor
110 x 80

1 comentario:

María de los Ángeles dijo...

La perfección del cuerpo humano. Qué obra maravillosa!

Saluditos.